Naranjalidad ® ©

  • Twitter - Círculo Negro
  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo

Sobre mí

Soy una ilustradora (ex-arquitecta) alicantina viviendo en Madrid. 

He expuesto en ciudades como Madrid, Barcelona y Shanghai entre otras. Gané un concurso de ilustración allá por  2014 y eso me dio la confianza que necesitaba para dedicarme al mundo de la ilustración al completo, y me siento muy feliz de poder dedicarme a ello cada día.

 

Mi trabajo se caracteriza por la casi constante presencia femenina, aderezada con atmósferas de naturaleza, muchos colores y ligeros toques surrealistas. Se define principalmente por el uso del lápiz, carboncillo, acuarela y digital. Aunque utilizo múltiples técnicas experimentales en mis trabajos.

 

He trabajado para marcas como Vogue, Oysho, Fnac, Cervezas Alhambra, Ron Barceló, Lenovo, Bombay Shapphire, Mr. Wonderful, MMBFW, Threadless, Hyundai, Editorial Planeta, Penguin Random House Grupo Editorial, Telva, Yorokobu, Banco Santander, Danone...

Si quieres decirme algo puedes mandarme un email a:

naranjalidad@gmail.com

O escribirme por aquí :

Puedes ver un poco de lo que hago en mi instagram:

¿Por qué “naranjalidad”?

“El zumo de naranja es la esencia misma de la naranja puesta de manifiesto, y con esto me refiero a la auténtica naturaleza y a aquello que le confiere su “naranjalidad” y le impide presentar un sabor como, por ejemplo, el del salmón ahumado o la sémola de maíz. A los devotos, la idea de desayunar cualquier cosa que no sea cereales les provoca ansiedad y temor, pero con la muerte de Dios todo está permitido, y pueden comerse profiteroles y almejas a voluntad, e incluso alitas de pollo.“ 

Pura anarquía. Woody Allen.

“The juice of the orange is the very being of the orange made manifest, and by this I mean its true nature, and that which gives it its “orangeness” and keeps it from tasting like, say, a poached salmon or grits. To the devout, the notion of anything but cereal for breakfast produces anxiety and dread, but with the death of God anything is permitted, and profiteroles and clams may be eaten at will, and even buffalo wings.“;

Mere anarchy. Woody Allen.