Meteoritos

Pues un poco como la vida, no? Tú ahí, de pie, esperando que no te caiga uno encima.